martes, 4 de agosto de 2009

Comunicado de la brigada de Askapena en Palestina


Desde la brigada de Askapena en Palestina queremos denunciar lo ocurrido en el aeropuerto de Tel-Aviv el pasado jueves. Dos de los miembros de la brigada fueron retenidos por las fuerzas de ocupación sionistas. Estuvieron mas de 10 horas durante las cuales tuvieron que soportar un interrogatorio asi como el registro de sus equipajes. Tras todo ello, fueron finalmente expulsados. Esta actuación en contra de los brigadistas no se puede considerar como un hecho fortuito. No fueron identificados y retenidos como medida preventiva, sino que las fuerzas de ocupación sionistas no sólo fueron deliberadamente contra nuestros compañeros sino que les estaban esperando. Esto quiere decir que las autoridades españolas son, como mínimo, complices.

Queremos mandar un caluroso abrazo a nuestros compañeros y decirles que a pesar de la represión sionista el trabajo que debemos hacer aqui, por el cual hemos venido, lo llevaremos a cabo con mas ilusión y esfuerzo si cabe. Este año la solidaridad de Euskal Herria estará también presente en Palestina. A pesar de sus esfuerzos en golpearnos estamos un año mas junto a nuestro pueblo hermano.

Hay que recordar que el Gobierno de Zapatero vende armas al estado de Israel, y que sus amigos, los "socialistas" israelies perpetraron un cobarde genocidio en Gaza que costó la vida a unos 1.300 palestinos, y en donde siguen sufriendo un criminal bloqueo. Este bloqueo es un genocidio silencioso que sufre el pueblo palestino de la Franja de Gaza, el cual cuesta la vida a niñas y niños, mujeres y ancianos. No hay que olvidar el muro del apartheid en Cisjordania mediante el cual hacen mas dura la vida de las y los palestinos. Estos son quienes no quieren vernos en Palestina. Lo sentimos por ellos, pero aqui estamos y seguiremos viniendo. Tenemos un deber con Palestina y vamos a cumplirlo. Un elemental deber internacionalista.

A nuestros compañeros los han expulsado y han querido silenciar la solidaridad internacionalista del pueblo vasco en Palestina. Nos querian callar porque traemos al pueblo palestino nuestra solidaridad y nuestro cariño. No pueden soportar que luchemos por los derechos de Palestina .

Como hemos dicho, nuestro trabajo lo realizaremos con mas ilusión si cabe tras este acto represivo. Pero no es sólo el trabajo de los brigadistas que nos encontramos en Palestina el que hay que llevar a cabo. Es un deber de todas y todos. Debemos trabajar en favor del pueblo palestino y tenemos una poderosa herramienta para ello: el boicot a Israel. El boicot debe profundizarse y extenderse, y debemos trabajar en ello. Un boicot que debe ser institucional, deportivo, cultural, económico... en todos los ámbitos de la sociedad. Las razones para este boicot son muchas, casi innumerables, pero hay una que sobresale de todas: nos lo han pedido desde Palestina y es nuestro deber internacionalista el llevarlo a cabo.

Palestina askatu! Israeli boikot!

Palestinako brigada.