jueves, 31 de enero de 2013

Rebelion. Que abdique, pero no en su hijo


Que abdique, pero no en su hijo

Cuarto Poder


Sabíamos que el rey estaba tocado, pero no tanto: oyendo estos días cómo monárquicos de toda la vida y juancarlistas leales se lanzan al debate sobre la abdicación, cualquiera pensaría que el declive del Borbón es ya caída libre. Pero no nos engañemos, ni nos engañen: el debate sobre la abdicación es una manera de salvar la monarquía de su propia autodestrucción, y una forma de desviar la atención del fondo del asunto.En el ajedrez es habitual el sacrificio de una pieza como movimiento táctico, para mejorar la posición de otras piezas, preparar un jaque, evitar una derrota o ganar tiempo. Algo así pretenden quienes desde filas monárquicas proponen la abdicación: sacrificar una pieza para salvar la partida. Sí, en este caso la pieza tumbada es la más importante del tablero. Pero el movimiento es posible porque la monarquía es un ajedrez tramposo donde, una vez caído el rey, se permite coger la dama o un alfil, coronarlo y seguir jugando.
De eso se trata ahora: de continuar la partida, seguir jugando al mismo juego y con las mismas reglas ventajistas con que llevan moviendo las piezas casi cuarenta años. A la vista del deterioro galopante del rey, la operación consiste en adelantar el relevo, sentar al príncipe en el trono para consolidarlo antes de que la corona se descomponga más.
En caso de abdicación, el príncipe tiene mucho a su favor: por contraste con su desgastado padre, transmite una imagen de modernidad y sencillez, y desde hace años los medios monárquicos le vienen construyendo un perfil de buen profesional, bien formado y a la altura del cargo. Además ha sido hábil en marcar distancia con los elementos más podridos de la familia, y se ha cuidado de cometer las torpezas cinegéticas y amorosas de su padre. Por último, no menos importante, ha ido preparando su propia corte mediante lazos con el poder económico, como cuenta el mensual La marea en su último número.
Con habilidad, y teniendo de su lado a los dos principales partidos políticos, a la mayoría de grandes medios y al poder económico, Felipe de Borbón podría asentarse como rey en poco tiempo. Y aunque el sentimiento republicano es hoy mayor que nunca, la resistencia ciudadana está demasiado ocupada en hacer frente al saqueo, los recortes y contrarreformas como para abrir un nuevo frente con la fuerza necesaria para oponerse al relevo.
Así que estemos atentos al runrún sobre la abdicación, no sea que cualquier día nos despertemos con la sorpresa, nos pillen con el pie cambiado, y cuando queramos reaccionar ya tenemos a Felipe VI dando el mensaje de navidad.
Pese a la insistencia de ese runrún abdicante, todavía hay un obstáculo importante para que se produzca el relevo: el propio rey Juan Carlos. Él sabe mejor que nadie que si cede la corona pierde la inviolabilidad que le reconoce el artículo 56 de la Constitución, que pasaría a su hijo como nuevo rey. Renunciar a la inviolabilidad penal significa arriesgarse a ser investigado, denunciado y hasta condenado. Y a la vista de lo que vamos sabiendo, no creo que esté dispuesto, salvo que le garanticen una inviolabilidad vitalicia.
Y es que ahí, en la inviolabilidad y demás privilegios vinculados a la corona, está la madre del cordero: en la propia sustancia de la institución monárquica, que ha permitido un rey inviolable, blindado, intocable, que se ha sentido impune para vivir a su antojo sin rendir cuentas a nadie. Una impunidad que se extendió a otros miembros de la familia.
Lo que ha fallado, lo que está desgastado, no es el rey Juan Carlos, sino la monarquía como tal. Lo corrompido no es un cuñado, un secretario personal o una infanta, sino el concepto mismo de “familia real”, que contiene la semilla para el abuso. Es la institución en sí misma la que está desprestigiada, no su titular. Es la corona la que ha quedado amortizada, la que en su día pudo cumplir una función pero que hoy ha devenido disfuncional. Ya no nos sirve, ya no aporta estabilidad sino un elemento añadido de inestabilidad; ya no es un factor de unidad sino un motivo de desunión. Y eso no se arregla con un relevo.
El debate sobre la abdicación, y los publirreportajes sobre las virtudes del heredero, son también una forma de distraer la atención sobre el momento más crítico de toda monarquía: el cambio de rey. Es en ese instante, cuando la corona pasa de la cabeza del padre a la del hijo, sea por muerte o por abdicación, cuando se hace visible el anacronismo y el carácter antidemocrático de la monarquía. Toda la tramoya se viene abajo cuando comprobamos que una Jefatura de Estado se hereda por parentesco –pues es la única razón para que Felipe sea rey: por mucho que nos insistan en su preparación, profesionalidad y lealtad, lo único que le hará rey es un espermatozoide que su padre soltó hace cuarenta y cinco años-.
Abdicación, sí. Pero del rey, el príncipe y toda la familia. La única abdicación que nos vale es la de la monarquía en favor del pueblo soberano.
Fuente: http://www.cuartopoder.es/tribuna/que-abdique-pero-no-en-su-hijo/3877

lunes, 28 de enero de 2013

El PSOE desembarca en El Coronil para intenar reventar una huelga organizada por el SAT


El PSOE desembarca en El Coronil para intenar reventar una huelga organizada por el SAT

Valora este artículo
(0 votos)
El Sindicato Andaluz de Trabajadores/as (SAT) mantiene desde el pasado día 8 de enero una huelga indefinida en el servicio de recogida de basuras de El Coronil (Sevilla) por el cierre de una bolsa de trabajo para los parados de la localidad para realizar estas tareas.

Esta bolsa, creada hace doce años a iniciativa del SOC (hoy integrado en el SAT) y en la que estaban inscritas unas 500 personas, era una de las pocas salidas laborales para muchos vecinos que así obtenían unos jornales, por riguroso orden rotatorio, en una población con un alto índice de paro. Un pueblo sevillano castigado históricamente por el PSOE, que no le perdonaba su rebeldía, siendo una de las cunas del movimiento jornalero del SOC. Uno de estos castigos ha sido el cierre de esta bolsa por el Alcalde, José Guerrero (PSOE), para poner en su lugar a trabajadores municipales de otras áreas.

Como respuesta, el SAT convocó una huelga, no dirigida a los cinco operarios del servicio de recogidas de basuras de la localidad, sino a los parados perjudicados por esta cacicada que en El Coronil alcanza a un 40% de la población. Los trabajadores del servicio acuden a sus puestos de trabajo pero para realizar otras tareas, y son los parados del pueblo los huelguistas.

Desde un principio, el alcalde y el propio PSOE se ha planteado esta huelga como un pulso político para intentar, si no acabar, si al menos desgastar al SAT, manteniendo unas posturas intransigentes, negándose a negociar y realizando múltiples acusaciones contra el Sindicato, como la de realizar huelgas “salvajes” o “ilegales”, impedir la recogida amenazando a los trabajadores o provocar un riesgo sanitario en la población, a través de los medios de desinformación. Pero la verdad es que el SAT ha llegado incluso a reunirse con el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, para pedirle su mediación en el conflicto, lo cual demuestra su voluntad negociadora.

El PSOE no quiere perder esta oportunidad de intentar desgastar y desprestigiar a un Sindicato que se ha mostrado como el aglutinador del movimiento crítico de nuestro pueblo contra las políticas de recortes del “gobierno de progreso” PSOE-IU en la Junta de Andalucía. Esto es lo que explica desde que la televisión local se dedique a estar permanentemente criticando al Sindicato, emitiendo sólo la versión del consistorio, y utilizando cinco pantallas rotativas para transmitir propaganda anti sindical, hasta la puesta en marcha de una enorme campaña de desinformación a través de los medios que controla en el país.

Pero como los jornaleros de la localidad se mantienen firmes en sus reivindicaciones, ahora han organizado un esperpento mediático propio del antiguo régimen, con el que demuestran las auténticas intenciones políticas que ocultan tras su cerrazón con respecto a los huelguistas. 300 militantes del PSOE, encabezados por muchos de sus alcaldes en la provincia, el Presidente de la Diputación, Rodríguez Villalobos, la Consejera Susana Díaz y el propio Guerrero, han desfilado desafiantes por las calles de la localidad en defensa del Alcalde.

Ha sido la Consejera de Presidencia, brazo derecho de Griñán y Secretaria General del PSOE en Sevilla, Susana Díaz, quién con sus declaraciones tras el “desfile de la victoria” en El Coronil ha descubierto esas intencionalidades políticas, afirmando que:”Este pueblo no se parece en nada a hace quince años. La gente ahora vive en libertad. Si quieren ir a un acto político, van, como van hoy. Y tienen un alcalde que los trata por igual, lo hayan votado o no lo hayan votado”. ¿Y por qué habla de hace quince años?, porque entonces el alcalde era Diego Cañamero, hoy Portavoz Nacional del SAT. Total, que esta demagoga, en un lenguaje y con unas argumentaciones que recuerdan a los reaccionarios anticastristas, lo que quiere transmitir es la idea de que Cañamero mantenía una terrible dictadura en la población de la que ellos han sido sus “libertadores”. Y para colmo tuvo la desfachatez de añadir que: “La política es el único poder del que no tiene poder. Necesitamos alcaldes y alcaldesas trabajadores”. Hablar ella de “los que no tienen poder”, alguien cuyo curriculum laboral consiste en haberse subido al carro de los puestos del partido y las instituciones desde la adolescencia hasta la fecha, y de “alcaldes trabajadores”, delante de sus compañeros, profesionales de la política como ella misma, frente al ejemplo incomparable de un jornalero que vive de su trabajo, o de su falta de trabajo, como es Diego Cañamero, subraya la catadura moral, mejor dicho, la falta de catadura moral de estos sociolistos de “la PSOE” como le gusta denominarlos a Cañamero.

¿Y mientras tanto que hacen y dicen sus socios de IU en la Junta?… pues callan y dejan hacer. Tanto para Valderas como para el aparato de IU y el PCE, el SAT también constituye un obstáculo para sus planes entreguistas a cambio de poder en nuestra tierra.

Menea y vencerás...

jueves, 24 de enero de 2013

A qué le teme el gobierno de los EE.UU.?


logoComité Internacional por la Libertad
de los 5 Cubanos 

A qué le teme el gobierno de los EE.UU.?


Gerardo Hernández fue sentenciado a dos cadenas perpetuas, una de ellas por conspiración por cometer asesinato. El gobierno de EE.UU. no pudo presentar ninguna prueba contra él. Gerardo no tuvo en absoluto que ver con el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate el 24 de febrero de 1996. Esa fue una decisión del gobierno cubano en defensa de su soberanía ante la invasión, por vez 26, de su espacio aéreo.
A pesar de que Gerardo no tuvo nada que ver con este incidente, las pruebas del lugar donde cayeron las avionetas dan la clave de este lamentable episodio provocado por Hermanos al Rescate. La evidencia de las imágenes podrían exonerar a Gerardo. Con todo derecho Gerardo Hernández solicita al gobierno de los EE.UU. que presente las pruebas por haberlo condenado por ese falso cargo.
Por qué siguen ocultando esas pruebas? EE.UU. alega que las avionetas cayeron en aguas internacionales. Cuba ha reiterado con evidencias más que suficientes ante organismos internacionales que las avionetas cayeron en aguas jurisdiccionales cubanas.
Si el gobierno de EE.UU. tuviera fundamento para inculpar a Gerardo, por qué oculta las imágenes satelitales después de 17 años?. A qué le teme el gobierno de los EEUU?

Demanda de Imágenes de Satélite va a un Circuito Renuente 
Viernes 11 de enero, 2013
Por MATT REYNOLDS
PASADENA, Calif. (CN) - No hay ninguna razón para que el Gobierno de Estados Unidos proteja la existencia de imágenes de satélite mostrando el derribo de las avionetas por parte del gobierno cubano, dijo un grupo al Noveno Circuito de Apelaciones.

En el 2010, el Centro por los Derechos Humanos y la Ley Constitucional presentó una denuncia federal bajo la ley de Libertad de Información contra la NASA y la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial (NGA).
El grupo quiere acceder a las fotografías de satélite tomadas el 24 de febrero de 1996, en un área cercana a la costa norte de Cuba, donde MiGs cubanos derribaron dos aviones piloteados por cubanos exiliados del grupo Hermanos al Rescate, matando a cuatro ciudadanos de Estados Unidos.
El Centro considera que dicha información es crítica para una petición de Hábeas Corpus de Gerardo Hernández, quien está cumpliendo una cadena perpetua en la cárcel bajo el cargo de que él envió a Cuba la información que llevó a los derribos de 1996.
Hernández pertenece a un grupo de hombres cubanos conocidos como los Cinco Cubanos, detenidos por espiar a Hermanos al Rescate en suelo americano.
Después de que Hernández fuera declarado culpable de conspiración para cometer asesinato, un Tribunal de apelaciones revocó brevemente las condenas contra él y sus compatriotas. El Noveno Circuito en su totalidad finalmente restableció las condenas, y la Corte Suprema denegó el derecho a certiorari.
El Centro para los Derechos Humanos dijo que la confirmación de las imágenes de satélite ayudaría a determinar donde ocurrió el derribo para eliminar el cargo contra Hernández.

Pero el NGA se negó incluso a confirmar o negar la existencia de los registros o imágenes que el grupo busca.

Negarse a reconocer la existencia de un dato solicitado bajo la Ley FOIA se conoce como una respuesta  Glomar, nombrado después de la Hughes Glomar Explorer, un barco utilizado en un proyecto clasificado de la CIA para levantar un submarino soviético hundido en el Océano Pacífico.

En respuesta a la demanda del centro, el director de la NGA Barry Barlow explicó los motivos de la decisión de la Agencia en una declaración a la Corte.
La Jueza del Distrito de EEUU Margaret Morrow en Los Ángeles centró esta explicación creíble y concedió el juicio sumario del Gobierno en 2011.
"La corte sostiene que la NGA ha cumplido con su responsabilidad de demostrar que actuó con tolerancia en la determinación de que el reconocimiento de la existencia o inexistencia de registros para responder a solicitud de la parte de los demandantes podría revelar fuentes o métodos de inteligencia extranjera y dañar la seguridad nacional," escribió Morrow.
Representado por su director ejecutivo, Peter Schey, el Centro por los Derechos Humanos y la Ley Constitucional instó al Noveno Circuito el miércoles a revisar el caso.
Schey dijo que este caso representa la "primera vez" que una agencia de inteligencia ha adoptado la posición de que aplicaría una respuesta Glomar a cada solicitud de Ley de Libertad de Información.
Confirmando la existencia de las imágenes solo confirmaría lo que el mundo ya sabe: que América reúne inteligencia extranjera, sostuvo.
Escéptica, la juez Margaret McKeown dijo a Schey: "Que apenas supera la idea de que hay un significante interés de seguridad nacional".

Schey insistió en que la declaración de Barlow fue insuficiente, llamándola una declaración jurada de "molde" que la Agencia podría esgrimir para negar todas las futuras solicitudes de imágenes de satélite bajo la Ley de Libertad de Información.

El Juez Milán Smith parecía convencido por la declaración de Barlow. Señaló que los demandantes tenían una montaña para escalar  debido a la falta de jurisprudencia.

Asuntos de seguridad nacional son un "área de experiencia" para el Gobierno, no los tribunales, agregó.

En respuesta, Schey cuestionó la autoridad de NGA al denegar toda la solicitud.
Argumentó que el director de inteligencia nacional, no de la NGA, debe proteger las fuentes de inteligencia.
Pero el abogado del Departamento de Justicia Thomas Byron dijo que la Agencia fue "autorizada" a utilizar una respuesta Glomar. También discutió la noción de que todas las futuras solicitudes de naturaleza similar se negarían utilizando la misma exención.
El Juez Alex Kozinski preguntó a Bryon por qué pondría en peligro la seguridad nacional de confirmarse la existencia de las imágenes.
"No estoy seguro de cómo al decir que tenemos una imagen en un determinado momento y lugar revela algo en absoluto," dijo el jefe.
Bryon se apegó al argumento de que los enemigos de Estados Unidos podrían recopilar información sobre las capacidades de inteligencia de Estados Unidos y limitaciones, aunque solo sea que la Agencia no haga más que confirmar o negar la existencia de las imágenes.
Dijo que espías extranjeros podrían realizar un seguimiento de donde operan los satélites, y obtener inteligencia de la resolución de la imagen y el ángulo en el que ha tomado la fotografía.
Después de idas y venidas, Bryon admitió que, cuando se trata de imágenes tomadas en un determinado momento y lugar, se podría aplicar la exención.
El abogado también dijo que la agencia estaba feliz de proporcionar al Tribunal más detalle en cámara, pero argumentó que ese examen debería ser un "último recurso".
"Yo no pido ver las fotos," Kozinski dijo ante una sala riéndose. "Tengo bastantes problemas con el hecho de que usted puede ver mi casa en mapas de Google. Si usted mirara lo suficientemente cerca, podría verme tomando sol en el patio."
Kozinski presionó por una respuesta en cuanto a si el organismo utilizaría una exención a negar todas las solicitudes de Ley de Libertad de Información de imágenes. 
Para mas informacion sobre los 5 Cubanos visite: www.thecuban5.org
Para apoyar los proyectos del Comité    Internacional haga una DONACION
 

viernes, 4 de enero de 2013

El 5 de Enero un Twitazo por los Cinco, El periodista y autor canadiense Stephen Kimber envía carta al Presidente Obama


logo
Comité Internacional por la Libertad  
de los 5 Cubanos 

El 5 de Enero un Twitazo por los Cinco,
El periodista y autor canadiense Stephen Kimber envía carta al Presidente Obama


Envie a un amigo/a

  ¡Comencemos el 2013 con un Twitazo por los Cinco!   

 
El SÁBADO 5 DE ENERO ENVÍE MENSAJES A LA CUENTA DE OBAMA EN TWITTER:
@BarackObama

Etiquetas principales:
#ObamaLiberalos5Ya!
#ObamaFreetheFiveNow!
#ObamaGivemeFive
#ObamaGestoHumanitarioxlos5

Síganos en twitter: @thecuban5; @Madresdelos5 


O COMUNÍQUESE CON LA CASA BLANCA Y SÚMESE AL RECLAMO MUNDIAL POR LA LIBERTAD DE LOS CINCO.


DIFERENTES FORMAS DE COMUNICARSE CON LA CASA BLANCA
 
Por teléfono: 202-456-1111 (Si no le responden, deje un mensaje en el contestador)
Si llama desde fuera de los EEUU, marque el Código Internacional del respectivo país + 1 (Código de EEUU) 202.456.1111   

Por fax: +1- 202 456-2461  
 
Por correo electrónico: president@whitehouse.gov
 
Por correo postal:Presidente Barack Obama  
The White House
1600 Pennsylvania Avenue, NW
Washington, DC 20500
Haga clic en el siguiente enlace y ENVIE UN MENSAJE AL PRESIDENTE OBAMA

El periodista y autor canadiense Stephen Kimber envía carta al Presidente Obama

Foto: Bill Hackwell
Este mes Stephen Kimber se une a la campaña internacional "El 5 de cada mes para los 5 cubanos" enviando una carta al Presidente Obama pidiendo un gesto humanitario.  


Stephen Kimber es periodista y escritor. Profesor de periodismo en la Universidad King en Halifax, Canadá. Es autor de una novela y siete libros de no ficción. Su último libro, "Lo que se Encuentra a Traves del Agua: la verdadera historia de los Cinco cubanos", se publicará en 2013.   

CARTA DE STEPHEN KIMBER A OBAMA


Estimado Presidente Obama,   

Esta es mi primera carta a un presidente estadounidense. No solo no soy ciudadano estadounidense, sino además soy periodista, y los periodistas no tienen el hábito de escribir cartas a los jefes de gobierno.  Pero después de haber pasado tres años investigando el caso de los Cinco cubanos, creo que tengo la obligación de escribirle.

El hecho es que el periodismo estadounidense no ha hecho un buen trabajo en explicar al público el caso de los Cinco agentes de la inteligencia cubana que han estado encarcelados en los Estados Unidos desde 1998. Como resultado, su administración ha logrado evitar que los medios aborden el tema o que cuando se ven obligados a comentarlo, lo hagan con la gastada retórica de la guerra fría.

Pero el caso de los Cinco cubanos ha vuelto recientemente a la luz pública debido a Alan Gross, el subcontratista de la USAID que se encuentra cumpliendo una condena de 15 años de prisión en Cuba por llevar equipos de comunicación satelital a ese país.

Los artículos de los medios de comunicación sobre este caso han sido igualmente problemáticos, en su mayoría repiten la propia línea del Departamento de Estado que Gross es un "humanitario" que fue detenido cuando intentaba ayudar a la pequeña comunidad judía de la Habana a comunicarse con el mundo exterior y ahora es presentado "como un rehén" de la Habana.

Usted sabe que eso no es cierto.  Y por supuesto los medios de comunicación también lo saben. Después de todo, fue Desmond Butler, un reportero de Associated Press (AP)  una agencia de noticias a la que están suscritas la mayoría de los medios estadounidenses y poco probable que pueda confundirse con una herramienta del régimen cubano, quien documenta los hechos del caso (articulo en Ingles)

Alan Gross  recibió un "pago de medio millón de dólares" por parte de la USAID, una agencia de su gobierno que entre otras cosas tiene como objetivo supuestamente "promover la democracia" y entró a Cuba de contrabando sofisticados equipos de comunicaciones. Esta tecnología incluye teléfonos satelitales de Internet capaces de evitar la detección y tarjetas SIM "más frecuentemente" utilizadas por el Departamento de Defensa y la CIA.

La meta de todo esto no fue la de asistir a la comunidad judía para comunicarse, como su gobierno ha insistido (la comunidad Judía ya tenía acceso a internet) sino promover un cambio de régimen-para derrocar al gobierno de Cuba-. El propio informe de Gross deja claro que él sabía que estaba envolviéndose en un "negocio muy riesgoso" y que si fuese descubierto seria "catastrófico".

Dicho esto, no es de extrañarse que los familiares y amigos de Alan Gross quieran que sea liberado.  Al igual que los cubanos quieren que los Cinco - que son considerados héroes nacionales en su patria-, sean liberados.

La respuesta sin pestañar de su gobierno ha sido simplemente que "no hay  equivalencia".
Para EEUU los Cinco cubanos eran agentes entrenados declarados culpables de intentar robar secretos militares y conspiración para asesinar a cuatro civiles inocentes muertos en el derribo de dos avionetas de Hermanos al Rescate en 1996. Por el contrario, el argumento del gobierno de EEUU es que Alan Gross fue sólo un filántropo humanitario.  Ahora sabemos que Alan Gross fue mucho más que eso.

Pero es igualmente cierto que los Cinco cubanos son mucho menos que peligrosos asesinos contra la seguridad estadounidense como han intentado presentarlos los medios de comunicación y su Gobierno.

Yo he leído las más de 20.000 páginas de la transcripción del juicio de ellos y he examinado las miles de páginas adicionales de documentos de la fiscalía que entraron en evidencia para intentar condenarlos.

No estoy tratando de encubrir el caso contra ellos. Ellos eran agentes entrenados por la inteligencia cubana, y algunos de ellos utilizaron identidades falsas para entrar a los Estados Unidos. Parte de la misión de algunos de ellos era reunir información militar.  Sin embargo, su principal misión militar, no era buscar información que podría ser utilizada para atacar a los Estados Unidos (dejando de lado por el momento  la ridícula idea de la pequeña Cuba lanzando un ataque militar contra el poderío de EEUU).

Los Cinco cubanos no significaron ninguna amenaza militar o de seguridad contra los Estados Unidos. No me crea a mí; pregúntele a su propio Director de Inteligencia Nacional, ex Teniente General de los Estados Unidos James Clapper.  Cuando usted se refirió a él al nombrarlo en el 2010, usted dijo que él poseía "una cualidad que aprecio en todos mis asesores: el deseo de decirle a los líderes lo que necesitamos saber incluso si no es lo que queremos escuchar."

Usted debería escuchar lo que ha dicho el General Clapper sobre los Cinco. En 2001, cuando era Director de la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial, Clapper testificó en el juicio de los Cinco. Se le preguntó específicamente si él, "con su experiencia en asuntos de inteligencia, describiría a Cuba como una amenaza militar a los Estados Unidos?" Su respuesta fue: "absolutamente no. Cuba no representa una amenaza."  También testificó que no encontró ninguna evidencia que sugiera que los miembros de los cinco "intentaban obtener información secreta."

El objetivo militar real de los Cinco era proteger a Cuba de un posible ataque estadounidense. Que dicho ataque fuera posible está más allá de la disputa. Considere - como los cubanos sin duda lo hacen - Granada (1983), Panamá (1989) y Haití (1994).

Los agentes desarmados de Cuba, eran como "canarios en una mina de carbón extranjera", utilizando sus entrenados ojos y oídos para detectar señales de un posible e inminente ataque. Cuando se piensa en ello, eso es exactamente lo que sus  satélites estadounidenses, aviones teledirigidos y también agentes humanos hacen en países donde se percibe una amenaza para la seguridad estadounidense por parte de gobiernos hostiles - o elementos terroristas-.

De hecho, ese fue el propósito real de Cuba de enviar a sus agentes a Florida - para infiltrarse e informar sobre las actividades de grupos terroristas anticastristas del exilio que planearon activamente y a menudo realizaron ataques mortales contra Cuba desde el seguro santuario de la Florida.

No necesito decirle que esos ataques son ilegales bajo la ley de Neutralidad de Estados Unidos, pero quizás vale la pena recordarle que las autoridades norteamericanas raramente han arrestado a alguien en relación con dichas acciones y que  jurados de Florida raramente han condenado a alguien acusado de delitos contra Cuba.

Volveré a esto luego.

Quizás lo más significativo - y aparentemente racional-, la lógica que su Gobierno ha ofrecido por negarse a considerar un intercambio humanitario de los Cinco por  Alan Gross es la realidad que uno de los Cinco fue declarado culpable de conspiración para cometer asesinato en relación con el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate en 1996.

Uno puede argumentar - yo lo hago - que el Gobierno cubano no debió haber autorizado derribar las avionetas. A pesar de las constantes provocaciones y violaciones ilegales bien documentadas de "Hermanos al Rescate" del espacio aéreo cubano - que, por cierto, la FAA y la administración de Clinton consideró ilegal y provocativa e intentó detener - sigo creyendo que había otras opciones para el Gobierno cubano que derribar los aviones.  Pero eso es irrelevante.

Lo único importante aquí es si cualquiera de los Cinco agentes tenía control sobre ese hecho o cualquier papel en la decisión de derribar los aviones. Después de haber leído la transcripción del juicio y examinar la evidencia presentada durante el mismo, mi conclusión no es sólo que no hay ningún vínculo convincente entre cualquiera de los Cinco y el derribo, sino que de hecho, la evidencia lleva a la conclusión opuesta.

La Seguridad del Estado Cubano es increíblemente compartimentada y la información sobre un ataque tan significativo sólo habría sido comunicada sobre una base de la necesidad de conocer.

No había necesidad de que agentes de bajo nivel de la Florida conocieran sobre lo que los militares de la Habana estaban planeando, y no hay evidencia alguna de que lo sabían.

Sin embargo, usted puede contrarrestar el argumento de que los Cinco fueron condenados por un jurado de Miami que escucho todas las pruebas.

Consideremos esto.  


No tengo que decirle sobre el poder omnipresente y la influencia en Miami de grupos del exilio cubano de extrema derecha. Después de dos campañas presidenciales, usted sabe esto mejor que nadie.

Pero vamos a considerar tres puntos cuando imaginamos las posibilidades de que un jurado de Miami podría juzgar imparcialmente las acciones de los reconocidos agentes cubanos.

En la preparación del juicio a los Cinco - que coincidió con el final del caso cargado de emociones de Elián González - los medios de Miami estaban más frenéticos que de costumbre sobre la retórica anticubana. Cuando los pagos clandestinos a la prensa fueron revelados por primera vez en 2006, el Miami Herald informó sobre la compra y el pago de periodistas como flagrantes violaciones de la ética periodística. Para entonces el daño ya estaba hecho.

Considere también el doble rasero de la justicia que fue común en casos relacionados con Cuba.  Hubo otro caso criminal que tuvo lugar alrededor del mismo tiempo del arresto de los Cinco Cubanos.

El FBI había acusado a un grupo de exiliados anticastristas de Miami detenidos a bordo de un buque de Puerto Rico, de conspirar para asesinar a Fidel Castro. Abogados de la defensa intentaron trasladar el juicio a Miami.  Los fiscales federales se opusieron alegando que su caso contra los hombres no podía obtener una audiencia imparcial de un jurado en Miami. Menos de un año más tarde, sin embargo, los fiscales federales objetaban otra vez cuando abogados de la defensa de los Cinco pidieron que el juicio se trasladara fuera de Miami. ¿Realmente creían que un jurado de Miami podía ser demasiado a fín a los exiliados contra Cuba y que de pronto podían juzgar imparcialmente un caso de agentes pro-Cuba?

Aún más al punto, los fiscales en el caso de los Cinco cubanos - justo antes de que el jurado iniciara sus deliberaciones - pidieron a un Tribunal de apelación que les permitieran  quitar el cargo de conspiración para cometer asesinato, porque no creían que las pruebas que habían presentado podrían llevar a una condena.

Aunque el Tribunal de apelación rechazó su petición, los fiscales no se preocuparon.
Después de un juicio de siete meses, el jurado de Miami tomo pocos días para encontrar a los Cinco culpables de todos los cargos, incluyendo conspiración para cometer asesinato.

Simplemente le pido que instruya a sus propios abogados para revisar las actas del juicio y examinar la evidencia que vincule a los Cinco con el derribo-y que le informen a usted sobre lo que encontraron-.  Podría ser aleccionador.

Usted ya sabe que Amnistía Internacional ha planteado "dudas sobre la equidad y la imparcialidad del juicio [de los Cinco]... la fuerza de la evidencia para apoyar la convicción de conspiración para asesinar... y si las circunstancias de la detención preventiva de los cinco hombres, en el que se limitaba el acceso a sus abogados y a los documentos, pueden haber socavado su derecho de defensa."

Usted sabrá también que el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, después de examinar la evidencia, "pidió al Gobierno de Estados Unidos adoptar las medidas necesarias para remediar la situación."

Usted podría argumentar-con razón-que el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitraras de Naciones Unidas recientemente concluyó que la detención de Alan Gross también fue "arbitraria," que la corte Cubana no actuó de una "manera imparcial e independiente" y "ordenó su inmediata libertad" [Gross]

¿Incluso si aceptamos las conclusiones del informe de la ONU, dónde nos deja? ¿Pueden dos decisiones equivocadas ser correctas?

La realidad es que ni Alan Gross ni los Cinco cubanos deberían languidecer en la cárcel. Son todos, al final, víctimas de los más de 50 años de una política fracasada de EEUU hacia Cuba.

Es hora de terminar con la injusticia -y, francamente, la estupidez-de una política que no ha servido ni sirve a los intereses de esos dos países, ni del mundo.

Mientras usted se prepara para su inauguración, ante la única oportunidad que un presidente de los EEUU tiene en su segundo mandato de crear un legado histórico, le pido que reconsidere el caso de los Cinco cubanos.

Usted debe aprovechar esta ocasión para otorgar una clemencia ejecutiva para los Cinco, permitiéndoles regresar a sus hogares en Cuba. Los cubanos ya han indicado que están preparados para la reciprocidad dejando en libertad a Alan Gross para que regrese a su familia en los EEUU.

Dicho intercambio no sólo podría representar un importante y esperado gesto humanitario por parte de ambos gobiernos, sino también sería una señal de una oportunidad para finalmente reiniciar las relaciones entre Estados Unidos y la Habana sobre la base del respeto mutuo y la comprensión.

Muchas gracias por su consideración.

Sinceramente,

Stephen Kimber


Para mas informacion sobre los 5 Cubanos visite: www.thecuban5.org
Para apoyar los proyectos del Comité    Internacional haga una DONACION
 


This email was sent to mariloche@gmail.com by info@thecuban5.org |  
International Committee for the Freedom of the Cuban 5 | P.O. Box 22455 | Oakland | CA | 94609