lunes, 3 de agosto de 2009

Y daba lecciones

La propia policía de Israel acusa al Ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, de múltiples y graves casos de corrupción como fraude, blanqueo de dinero, soborno y obstrucción a la justicia


InSurGente.- Acaba de recorrer varios países de América latina hablando de lo “peligroso” que es Irán, lo malo que es el gobierno bolivariano de Venezuela y lo bueno que es el sionismo. Sin embargo, ocultó muchas y graves cosas.


Era un secreto a voces y la gran pregunta giraba sólo en torno a la fecha. Finalmente la Policia israelí ha elegido este domingo para anunciar su recomendación de llevar a los tribunales a uno de los máximos dirigentes del país: Avigdor Lieberman, ministro de Asuntos Exteriores y líder del partido ultranacionalista Israel Beitenu.


Tras una de las investigaciones más largas y complejas que se recuerdan en Israel, el jefe del departamento de Investigaciones de la Policia, Shlomi Ayalon, ha presentado al asesor legal del Gobierno y fiscal general, Mani Mazuz, un amplio dossier donde se acusa a Lieberman de múltiples y graves casos de corrupción: Fraude, blanqueo de dinero, soborno, obstrucción a la justicia, acoso a testigos...


"Desde hace 13 años, soy víctima de una persecución sin base alguna. Si hubiera fundamentos a las acusaciones no hubieran tardado 13 años para recomendar mi procesamiento. A medida que aumentaba el poder político de mi partido, la policía ha incrementado sus investigaciones. Es todo un tema político. Espero que el sistema judicial actúe con lógica y coherencia y sin ningún tipo de interés político", afirma Lieberman en su primera, furiosa y larga reacción a la decisión de la Policia.

La investigación acusa a Lieberman de blanquear millones de shekels a través de empresas creadas en Israel y en el extranjero. En la trama, juega un papel importante su joven hija, dueña de una empresa que habria ingresado siete millones de shekels de inversores extranjeros, supuestamente allegados a su padre. Asimismo, se acusa a Lieberman de poseer cuentas privadas en bancos de Chipre de forma ilegal.


En su esperado comunicado, la Policía sostiene que dispone de una importante base de pruebas que demuestran sus acusaciones. De hecho, la investigación sobre Lieberman había terminado hace unos dias pero los agentes esperaron el regreso del ministro de Exteriores, que la semana pasada estuvo de visita oficial en Sudamérica.


Ahgora la patata caliente está en manos, una vez más, de Mazuz, que deberá decidir en las próximas semanas si presenta cargos formales contra Lieberman. En cualquier caso, se trata de una decisión trascendental y que puede influir en el Gobierno. Si hace caso a la recomendación policial y acusa a Lieberman, el primer ministro, Benjamín Netanyahu deberá buscarse un nuevo responsable de Exteriores.


No solo eso. Al ser el líder del segundo partido más importante del Gobierno- al margen del Likud- muchos especulan que puede ser el momento de Netanyahu para hacer importantes cambios en la coalición gubernamental. Y eso que apenas lleva cuatro meses en el poder.


www.insurgente.org

No hay comentarios: